Etiqueta

Junio 2021

Browsing

Ph: Lucía Peluffo

Por Gonzalo Sanguinetti


Leer los poemas de Gonzalo Sanguinetti nos enfrenta a la paradoja de la lectura: sucede fuera del tiempo pero en el tiempo. Ahí estás frente a los textos con tu cuerpo, tu historia y los pendientes que registraste en tu agenda (y los que te negaste a escribir). Y sin embargo todo lo que sucede no sucede aquí, sucede más allá. Imaginen ese instante preciso en que los brotes de los árboles estallan de vida sin aviso… como todos los años, como en todos los ciclos… algo nuevo e irrepetible aparece. Así es la belleza de la poesía de Sanguinetti.


I.

intimidamos misterios 

empuñando nombramientos 

ya heridos de silencio 

herida es huella que hizo boca  

hablamos para cicatrizar 

abriendo 

puntuamos el morir 

viviendo 


II.

a orillas de la voz 

relumbran 

insumisiones del silencio 

rumores de alas 

intrigas encantadas de inminencia 

pero quién ayunará nombres 

para oír lo herido 

cantar lo indecible?


III.

cuándo será 

que haremos vida 

así… 

como hacemos verso 

con extática gentileza 

declarado temblor 

y anhelada evanescencia 

acariciada ingravidez 

así… 

como nos hace un beso 

deshaciéndonos aparecer 


IV.

anidar 

sobre el reparo de la nada 

entre el diluvio de ruido 

abrigar un silencio leve 

ante la velocidad impasible 

demorar el gesto de existir 

en el cultivo de la espera 

escuchar crujir el mundo 

suelo fecundo  

del que nacerá todo derrumbe 


V.

qué hacer con esta rotura 

                  de mundo? 

morimundo de sí  

llaga que nos es 

alguien pregunta dónde  

             recibir a quienes vendrán? 

                       quienes ya están sin dónde? 

labraremos en la espera 

el lugar de una venida? 

escribiremos en las palabras 

memorias de silencios que fuimos? 

podremos cantar las alas de algún pájaro? 

tender a la rotura 

hundir allí la escucha  

herirse de locura 

lo demás es una extensa fatiga 

aún resta concebir manos 

que escriban lo imposible 

mientras tanto 

hacemos poesía


*Gonzalo Sanguinetti: Nació en la Ciudad de Buenos Aires (1989) y aún vive allí. Se graduó en Psicología (UBA) y se encuentra preparando su tesis de maestría sobre poesía y hospitalidad. En 2020 editó, junto a Milena Caserola, su primer poemario titulado Versuras. Como docente cultiva escuchas y preguntas en aulas públicas de la Facultad de Psicología de la UBA. Habita espacios y tiempos clínicos con voces que deciden conversar con sufrimientos que las habitan. Vive encantado por el asedio poético de palabras, por lo que dice el silencio y lo que anida en lo imperceptible… Misterios a los que no puede desobedecer.

**Algunos de los poemas de “En la intimidad de la lengua” fueron editados en Versuras, otros son inéditos. La curaduría es de Roma Godoy.


Todas las fotografías de esta serie son de Lucía Peluffo.

Lucía Peluffo estudió Diseño Industrial en la UBA y se formó en los talleres de Lena Szankay, Proyecto Imaginario y Agustina Triquell, entre otros.

En 2016 publica el libro “Somos uno. Somos dos”. Fue finalista en el Festival Encontros da Imagem (Portugal) y en el Premio al Fotolibro Latinoamericano del Museo Cuatro Caminos (México). Proyectó este trabajo en el Tbilisi Photo Festival (Georgia).

Con la serie “Isabel” participó en festivales como Itinéraires des Photographes Voyageurs (Francia), San José Foto (Uruguay) y Voies Off (Rencontres d’Arles, Francia), y en muestras colectivas e individuales en espacios como Alimentación General y la Fundación ICBC. En el año 2019 presentó el libro de esta serie en Ivorypress (España), coeditado junto a Gonzalo Golpe y el estudio Underbau.

El año anterior gana una mención en el premio de maquetas FELIFA-Futura con el libro “No sé si es una tormenta”, donde Federico Paladino, editor de La Balsa, conoció el trabajo y decidió publicarlo un año más tarde.

En el 2020 realizó el proyecto “Una tentativa de equilibrio” en el marco de la Residencia 1plus2, en Toulouse (Francia), que finalizó en una exposición y publicación por la editorial Filigranes. Este será expuesto en 2021 durante el festival Boutographies (Francia).

Obtuvo el 3° Premio en los Tokyo International Foto Awards en 2016 y fue finalista de los premios Francisco Ayerza (2016 y 2017), del IV Premio ArtexArte y del VI Premio AAMEC.

Actualmente trabaja de manera independiente como diseñadora editorial e industrial, en el desarrollo de exposiciones; y vive entre Argentina y Francia.

Para conocer más de su obra pueden visitar su sitio web:  https://lulupeluffo.com/


Melina Gutman es pintora, animadora y diseñadora de Imagen y Sonido por la Universidad de Buenos Aires. Se formó en técnicas visuales con artistas como Grupo Presente, Decur y El Waibe. Su original obra combina trabajos de animación, cine, video, fotografía, pintura, dibujo e historieta. Lxs invitamos a explorarla.


Melina trabaja sobre distintas dimensiones de lo familiar y lo íntimo desde el detalle, la singularidad, la grieta en la piel, el gesto que asemeja y diferencia, el recuerdo intermitente, el desglose minucioso de lo conocido.

Una de sus obras más destacadas es la videoinstalación Marea, realizada en 2017. Esta incluía una serie de animaciones hechas a partir de pinturas, montadas sobre una pared en la recreación de un espacio doméstico. Expuesta en Satélite XIV, Marea abrió para la artista un campo de investigación en el cruce entre el audiovisual y las técnicas plásticas:

“Marea es una animación pintada cuadro a cuadro que busca representar y transitar las fotos y viajes familiares, filtrados por los azules tintes de la memoria. Revive y eterniza esos instantes cotidianos, a los cuales se puede acceder entrando al set de un living que resulta familiar”.

En el mismo año expuso en la muestra Barnum una pintura al óleo titulada Lo que nace conmigo, mosaico familiar basado en fotografías. También participó como directora en el área audiovisual de la Bienal de Arte Joven 2017 con su cortometraje Miscelánea familiar, documental experimental que utiliza una serie de fotografías carnet de su familia y las resignifica al acompañarlas de una construcción sonora basada en las distintas percepciones personales de los recuerdos: 

“Mi búsqueda personal ahonda los espacios de la memoria familiar, el sentido de pertenencia y su relación con el retrato cotidiano. Indago en estas capturas como las fotos familiares analógicas, las foto carnet, los registros amateurs con los que se quiere mantener vivo un recuerdo”.

En pintura, destaca Pieles, una serie de tres óleos realizada en 2018. En ella Melina retomó un formato más tradicional de obra, esta vez para replegarse hacia la memoria de su propio cuerpo. Las heridas, las manchas, las marcas. La experiencia y el tiempo hechos carne en primerísimo primer plano. El formato ovalado de las obras, que remite a la clásica forma que toman los retratos, es una insistencia en la idea de que, más allá del rostro, existen otros elementos físicos retratables que hacen a la identidad.

“La piel está constantemente mutando, variando así su textura, flexibilidad, color, olor y temperatura. La obra busca resaltar aquellos vestigios que nos acompañan en nuestro cotidiano, ya que los mismos llevan consigo la memoria de la experiencia”.

Su exploración sobre las particularidades de la intimidad y lo familiar comenzó en 2013, cuando codirigió el cortometraje Pequeñas delicias de la vida conyugal, estrenado en el Cine Cosmos. Una cámara oculta que muestra a una pareja de adultos mayores -sus abuelos- cenando, se convierte en un retrato observacional que bordea la longevidad con humor y ternura.

Su investigación la ha llevado a trabajar en numerosos proyectos junto a otrxs artistas.

1. Ilustración para el film La Yunga, dirigido por Gala Negrello.
2. Ilustración para convocatoria de Agrupación Artistas de Rosario por la Ley de Humedales.


Actualmente se encuentra desarrollando un proyecto titulado Personarios  en el que realiza ilustraciones únicas a pedido. Estos “muestrarios personales” reflejan a la gente a través de una serie de elementos característicos de sus vidas, que Melina pinta especialmente para cada encargo:

En su obra en formato cómic, podemos subrayar la adaptación de un poema de Melina Ritter titulado Todo o nada. Esta búsqueda visual en cruce con la poesía elabora la intermitencia de los recuerdos de las primeras experiencias, en clave fragmentaria, como breves iris de un tiempo inicial.  

Fragmento del cómic Todo o nada, por Melina Gutman.


En su cómic 24 de diciembre, la artista exploró la imaginería de las fiestas navideñas. Esta obra nos hace volver a mirar gestos y símbolos que conocemos bien. Los deja detenidos en el tiempo, flotando en el aire de su retención, para potenciar la fuerza de las imágenes.

Gracias a la bicromía y a una iluminación muy especial, se reacomodan las viñetas de fin de año: 

Fragmento del cómic 24 de diciembre, por Melina Gutman.


Actualmente, Melina se encuentra trabajando en el proyecto de una novela gráfica titulada ¿Esto es todo lo que hay?, por la cual obtuvo una beca de apoyo del Fondo de las Artes de Vicente López. En esta obra, la protagonista desglosa minuciosamente el espacio de su habitación en la búsqueda de una respuesta existencialista a la monotonía del día a día mientras pasa allí un prolongado tiempo de encierro. Un cuarto propio visual, versión pandemia. 


Redes sociales

Web: https://melinagutman.myportfolio.com/

Instagram: @melgutman

Fb: https://www.facebook.com/melinagutman/


Por María Belén Corso


Leer los poemas de María Belén es una gran ocasión para abrazar la ternura y devolverle la mirada.


Sueño I

Sueño en una tarde de verano
que el abejorro llega a mis piernas
que el dolor no existe
que el aguijón es dulce
que es verdad
que le hace tan feliz mi pierna
que oxigena la sangre
y se queda conmigo.


Una canción en la radio

Suena una canción en la radio

que te produce algo en el pecho

que no podés explicar

lo único posible es sentir

que Hermenegildo Sábat

cuando te dijo El piropo

sobre el aire que no te alcanza

tenía razón.

Esa mañana de invierno

llegaste de visita vestida de florcitas

y el Maestro

te vio, sonrió y habló.

La canción suena de noche

en el patio, mientras cenás con tu familia

no comprenden por qué

dejaste de cortar la pizza y quedaste inmóvil

vos tampoco ¿Cómo explicar?

Capaz algo similar sucede sin gravedad

lo dudo

me gusta creer que flotaría

acá no floto.

La insuficiencia ¿Qué será cardíaca?

Entonces, le susurrás a la abuela

que también es Maestra

-Te falta comida, hijita.

Volvés tu media atención a la pizza

no hay caso

abandonás el patio

entrás a la habitación

y decidís escribir.

Te peleás con vos porque prometiste

no regodearte en el desencanto

no provocar espanto.

Qué hermoso sería

que Sábat no tenga razón

en esta noche de verano

donde el amor está 

sentado alrededor de una mesa

pero yo no sé

por qué 

no logro comer.


El mensaje

Hubiera preferido cualquier cosa te juro
mirá, yo que promesas no hago
y al cielo poco pido porque sé que sí cumple
a su manera, claro
tergiversa deseos 
hace creer que la luna escucha 
teléfono descompuesto,
al sol algo le dice pero él orgulloso
escupe sobre los pies mojados de alguien
como yo, chiquita cuando el mensaje no llega;
es así, nosotras sufrimos de eso
cuesta hacernos entender.


Fe

Ya no reviso el correo con mayúsculo detenimiento
busqué la silla de lona y me vine al patio 
miro cómo las mariposas bajan y cumplen
con su fidelidad libadora, yo espero ¡qué verbo!
encontrarme sin preámbulos 
con la de ojitos celestes y manchas anaranjadas;
dicen que todas son espíritu, nunca ausencia
ya lo creo, acá aman y duermen, por siempre
yo las junto, en una cajita rosa
y les beso el ala izquierda
en un acto de Fe.


**María Belén Corso (Buenos Aires, 1993). Es Lic. en Artes Visuales, docente de Lenguaje visual en la UNA y cursa Gestión Cultural en la UNLaM. En 2019, ganó la beca creación del Fondo Nacional de las Artes con el poemario “Pétalo nocturno” (Ed. Alción en 2020 y Ed. Tipas móviles en 2021). El mismo año expuso junto al colectivo @mujeresquecortanypegan por motivo del 8M en Madrid y fue seleccionada en el Premio Jóvenes Grabadores en PANAL 361. Integra las antologías ‘Textos viajeros’ (Ed. Galiarte, 2020), ‘Calíope, Antología de mujeres poetas del conurbano’ (Ed. Lítica, 2020) y ‘Clímax’ (VULVA fanzine, 2020), entre otras.