Melina Gutman es pintora, animadora y diseñadora de Imagen y Sonido por la Universidad de Buenos Aires. Se formó en técnicas visuales con artistas como Grupo Presente, Decur y El Waibe. Su original obra combina trabajos de animación, cine, video, fotografía, pintura, dibujo e historieta. Lxs invitamos a explorarla.


Melina trabaja sobre distintas dimensiones de lo familiar y lo íntimo desde el detalle, la singularidad, la grieta en la piel, el gesto que asemeja y diferencia, el recuerdo intermitente, el desglose minucioso de lo conocido.

Una de sus obras más destacadas es la videoinstalación Marea, realizada en 2017. Esta incluía una serie de animaciones hechas a partir de pinturas, montadas sobre una pared en la recreación de un espacio doméstico. Expuesta en Satélite XIV, Marea abrió para la artista un campo de investigación en el cruce entre el audiovisual y las técnicas plásticas:

“Marea es una animación pintada cuadro a cuadro que busca representar y transitar las fotos y viajes familiares, filtrados por los azules tintes de la memoria. Revive y eterniza esos instantes cotidianos, a los cuales se puede acceder entrando al set de un living que resulta familiar”.

En el mismo año expuso en la muestra Barnum una pintura al óleo titulada Lo que nace conmigo, mosaico familiar basado en fotografías. También participó como directora en el área audiovisual de la Bienal de Arte Joven 2017 con su cortometraje Miscelánea familiar, documental experimental que utiliza una serie de fotografías carnet de su familia y las resignifica al acompañarlas de una construcción sonora basada en las distintas percepciones personales de los recuerdos: 

“Mi búsqueda personal ahonda los espacios de la memoria familiar, el sentido de pertenencia y su relación con el retrato cotidiano. Indago en estas capturas como las fotos familiares analógicas, las foto carnet, los registros amateurs con los que se quiere mantener vivo un recuerdo”.

En pintura, destaca Pieles, una serie de tres óleos realizada en 2018. En ella Melina retomó un formato más tradicional de obra, esta vez para replegarse hacia la memoria de su propio cuerpo. Las heridas, las manchas, las marcas. La experiencia y el tiempo hechos carne en primerísimo primer plano. El formato ovalado de las obras, que remite a la clásica forma que toman los retratos, es una insistencia en la idea de que, más allá del rostro, existen otros elementos físicos retratables que hacen a la identidad.

“La piel está constantemente mutando, variando así su textura, flexibilidad, color, olor y temperatura. La obra busca resaltar aquellos vestigios que nos acompañan en nuestro cotidiano, ya que los mismos llevan consigo la memoria de la experiencia”.

Su investigación la ha llevado a trabajar en numerosos proyectos junto a otrxs artistas.

1. Ilustración para el film La Yunga, dirigido por Gala Negrello.
2. Ilustración para convocatoria de Agrupación Artistas de Rosario por la Ley de Humedales.



Actualmente se encuentra desarrollando un proyecto titulado Personarios  en el que realiza ilustraciones únicas a pedido. Estos “muestrarios personales” reflejan a la gente a través de una serie de elementos característicos de sus vidas, que Melina pinta especialmente para cada encargo:

En su obra en formato cómic, podemos subrayar la adaptación de un poema de Melina Ritter titulado Todo o nada. Esta búsqueda visual en cruce con la poesía elabora la intermitencia de los recuerdos de las primeras experiencias, en clave fragmentaria, como breves iris de un tiempo inicial.  

Fragmento del cómic Todo o nada, por Melina Gutman.


En su cómic 24 de diciembre, la artista exploró la imaginería de las fiestas navideñas. Esta obra nos hace volver a mirar gestos y símbolos que conocemos bien. Los deja detenidos en el tiempo, flotando en el aire de su retención, para potenciar la fuerza de las imágenes.

Gracias a la bicromía y a una iluminación muy especial, se reacomodan las viñetas de fin de año: 

Fragmento del cómic 24 de diciembre, por Melina Gutman.


Actualmente, Melina se encuentra trabajando en el proyecto de una novela gráfica titulada ¿Esto es todo lo que hay?, por la cual obtuvo una beca de apoyo del Fondo de las Artes de Vicente López. En esta obra, la protagonista desglosa minuciosamente el espacio de su habitación en la búsqueda de una respuesta existencialista a la monotonía del día a día mientras pasa allí un prolongado tiempo de encierro. Un cuarto propio visual, versión pandemia. 


Redes sociales

Web: https://melinagutman.myportfolio.com/

Instagram: @melgutman

Fb: https://www.facebook.com/melinagutman/


Escribir un comentario