Fuente: UNA (ph: Emiliano Pérez Pena)

Entrevista a Selva Dipasquale

Por Rocío Navarro

Nació en la Provincia de  Buenos Aires en 1968. Vive y trabaja en la Ciudad de Buenos Aires. Es abogada (UBA), poeta y curiosa de diversas artes. Publicó: La sombra de la mano (Zindo & Gafuri, 2015); La disipación (Recovecos, 2012); Ballyhoo (Ediciones Melón, 2012); Meditaciones en el Bosque (Ediciones en Danza, 2012);  Paraselene (Ediciones Vox, 2005); Camaleón (Tsé-Tsé, 1998); Teoría de la Ubicación en el Espacio (Grupo Seis Sellos, 1994). Integra diversas antologías de poesía argentina. Coordina los sitios de divulgación: La Infancia del Procedimiento y la Revista Virtual de Poesía y otras artes El Infinito Viajar. 


Sabemos que sos una artista multidisciplinaria, ¿te gustaría compartirnos cómo te definís en estos tiempos?

Soy escritora de poesía y curiosa de otras artes. Desde el año pasado estuve escribiendo unos libros en colaboración con Tamara Domenech, a cuatro manos y los terminamos cuando empezó la cuarentena. Los dos libros están en proceso de publicación y los vamos a presentar en breve, a pesar de este contexto adverso. En este momento, desde que empezó la cuarentena, me cuesta bastante escribir textos nuevos, pero intento terminar proyectos empezados en años anteriores. Y estoy llevando adelante la Biblioteca Virtual, espacio que tuvo inicio durante la cuarentena y que tiene como antecedente otras Revistas virtuales que coordino: La Infancia del Procedimiento y El Infinito Viajar.

¿Hace cuánto tiempo que escribís poesía? ¿Cómo pensás la relación entre la práctica de la escritura y el resto de tus producciones artísticas?

Escribo desde los 9 años. A esa edad me definí como poeta. Recuerdo el momento en el que eso ocurrió y tengo guardado el que considero mi primer poema. Indago en otras artes por curiosidad: danza, pintura, cerámica pero el eje es la poesía que atraviesa cualquier obra que pueda realizar.

Ph: Selene Morales

En tu libro La sombra de la mano contás que partís de imágenes para producir los poemas, pero no tratando de describirlas, sino “tensando las imágenes a la luz de una nueva capa de sentido”. ¿Nos contás a qué te referís con esto o cómo producís esa tensión?

Sí, yendo más allá. La poesía, desde mi perspectiva, es un estado de contemplación activo y comprometido. Siempre hay algo más que le podemos hacer decir a las cosas de este mundo, para sacudirlo, para crear otro.

¿Qué pensás que aporta al campo de la producción artística ese tipo de mecanismo?

Bueno, es un deseo, no sé si aporta pero me gustaría que aportase: sorpresa, alegría, inspiración y más ganas de leer y escribir.

El contexto de la pandemia y el confinamiento que estamos atravesando, ¿te llevó a reflexionar acerca de tu trabajo de alguna manera en particular?

Las crisis siempre hacen que nos cuestionemos, que tengamos que reacomodarnos, ¿no? Pero como en otras crisis, lo que apareció fue la necesidad de encontrarme con otros para hacer. Y así nació la Biblioteca Virtual, a partir de la que conocí a muchos escritores, artistas, lectores, que no conocía. La pandemia nos confinó, pero la Biblioteca Virtual expandió las fronteras. Nos dio la posibilidad de reunirnos para leer, leer-nos, hacer. Y no necesariamente para conservar algo de este mundo sino para cuestionar sus leyes y prioridades. Lo que se puso de relieve fue el derecho al acceso a la cultura por sobre la propiedad privada: derechos de autor.


La pandemia nos confinó, pero la Biblioteca Virtual expandió las fronteras.


La Biblioteca Virtual, en ese sentido, funciona como una nueva manera de gestionar la llegada o el acceso de las personas a las manifestaciones artísticas ¿Querés contarnos acerca de este proyecto?

La Biblioteca Virtual nació un nueve de abril en Buenos Aires durante la cuarentena 2020 a causa de la pandemia por Coronavirus – Covid-19. Es un Grupo de Facebook de carácter público y abierto a toda la comunidad nacional e internacional. La Biblioteca Virtual está conformada por un colectivo/grupo de personas que trabajan, participan y organizan de manera voluntaria, gratuita y comprometida la generación de todas y las diversas actividades culturales y sociales que se difunden en el espacio. La propuesta es compartir libros de Poesía, Narrativa, Ensayo y Arte siempre que se encuentren liberados en Internet o sean de autores contemporáneos que autorizan su circulación en las redes bajo esta modalidad. La Biblioteca Virtual deslinda responsabilidad en el caso de que algún usuario remita material que infrinja la ley de propiedad intelectual. El Grupo organiza lecturas en vivo, presentaciones y otras actividades literarias grupales sin fines de lucro.  Hemos redactado un documento en base a estos meses de experiencia que les pedimos a quienes quieran ser miembros que lean al ingresar: “PAUTAS DE CONVIVENCIA Y DINÁMICA DE LA BIBLIOTECA”. 

¿Cómo pensás que la Biblioteca Virtual impacta en la comunidad?

Es un sitio con un potencial de difusión enorme. El formato “Grupo” en Facebook es, si se quiere, vulnerable e ingrato técnicamente pero tiene un poder de comunicación y de inclusión enormes, sobre todo siendo público. Se han sumado amigos de amigos y así al infinito. Las personas pueden leer libros muy poco difundidos, agotados, inhallables y relacionarse escritores principiantes con maestros, lectores con escritores. 

Facebook te da la posibilidad de elegir categorías al conformar los Grupos, y hay una, que es la elegida para éste, de “Aprendizaje Social”. Y es exactamente eso. Implica un aprendizaje todo el tiempo, no sólo de cuestiones literarias, sino de relacionamiento en las redes, de cómo nos comunicamos. Por ejemplo, algunas de las reglas del grupo son: “En caso de publicar comentarios se encarece que sean cálidos y respetuosos;  La Biblioteca Virtual está abierta al diálogo y a otras recomendaciones y propuestas siempre con la intención de construir entre todos un espacio fecundo y bello en el amplio sentido de la palabra”. 

¿Cómo tomás las devoluciones que los usuarios y colaboradores realizan respecto del espacio?

El proyecto creció de una manera inimaginable para mí. Nunca me propuse un proyecto con un número de miembros tan grande pero es lo que ocurrió y lo acepto. Creo que, más allá de las controversias que se han suscitado, lo que caracteriza a este espacio es la alegría y el entusiasmo. De hecho empecé sola y a la fecha somos tres administradores y otros tantos colaboradores que se han acercado a hacer propuestas, proyectos para llevar adelante desde la Biblioteca.

Selva Dipasquale

El proyecto de la Biblioteca Virtual suscitó una suerte de polémica en las redes y algunos escritores opinaron sobre el espacio. ¿Cómo recibiste el debate en lo profesional y en lo personal?

Al principio fue estresante sobre todo cuando el reclamo por los derechos de autor salió en los grandes medios. Ahora que pasaron unos meses, creo que fue todo una gran confusión. No digo que no haya diferentes posiciones, pero parte de la discusión fue confusa y la llegada a los medios masivos no colaboró en lo que ocurría. De ninguna manera la Biblioteca Virtual atenta contra el trabajo del escritor, por el contrario, difundimos cantidad de voces de todo el país y consideramos que tiene que haber más subsidios y apoyo para escritores y artistas. Además, estamos convencidos de que la libre circulación de libros no afecta su venta, por el contrario, los promociona. Nadie que ame leer va a dejar de comprar libros porque existan bibliotecas digitales. Y también es cierto que muchos docentes necesitan los libros para trabajar con sus alumnos, que en muchas ciudades no hay suficientes librerías, que muchas personas no tienen dinero para comprar libros. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Qué está primero? ¿El derecho al acceso a la cultura? Para nosotros, sí.


De ninguna manera la Biblioteca Virtual atenta contra el trabajo del escritor, por el contrario, difundimos cantidad de voces de todo el país y consideramos que tiene que haber más subsidios y apoyo para escritores y artistas.


Contanos un poco sobre lo que venís trabajando y si tenés planes de cara al futuro cercano.

Bueno, algo te conté al principio, tengo otro libro en colaboración con una artista visual en el abordamos el mundo onírico, y otro individual que es una investigación sobre diferentes plantas y así. Siempre tengo en mente diferentes proyectos, y voy haciendo en el medio de las obligaciones de la vida. Y espero poder sostener el proyecto de la Biblioteca Virtual y que siga creciendo en cantidad de lectores y en actividades interesantes.

Por último, ¿cuál creés que es el aporte de tu trabajo en términos de transformación social y cultural?

Ay, me cuesta mucho definir eso yo misma. Creo que lo principal es el intento de reunir, de conocer lo desconocido, de ir más allá de lo que sabemos. Aunque no siempre se logre un encuentro fructífero, lo más importante es querer conocer otras perspectivas o a otros, intentarlo.


Redes

Fb: @selva.dipasquale

Ig: @selvadelaluna


Escribir un comentario